Comer y Beber

Beber en la terraza del rey

Rey de Copas Bar

Con una imponente terraza y distintos espacios artísticamente decorados, Rey de Copas conquista con su carta de tragos en Palermo

Rey de Copas es un bar, sí. Hay mesas, barras, música, terraza . Pero también es un museo que exhibe objetos de colección estéticamente distribuidos y que nos hacen viajar alrededor del mundo.

Desde hace más de una década Sebastián Paez Vilaró ideó una propuesta que sorprendió a Palermo por sus tragos, por su arte, decoración, y su gastronomía. Debe su nombre a la carta del tarot, un rey con una gran copa,

El ancestro de este Rey de Copas palermitano nació en Casapueblo, Uruguay. Un espacio que tiene tantas formas de denominarlo, como las cosas que se encuentran adentro, declarado de interés cultural por la Ciudad.

Tiene varios espacios. En la entrada, sorprende un patio tradicional, repleto de columnas talladas, templo de cervezas artesanales, con canillas expendedoras de los más variados estilos.

El lugar más codiciado es una imponente terraza donde predominan los elementos orientales, además de la llamativa biblioteca creada a partir de un bote que alguna vez fuera herramienta de trabajo de familias de pescadores. Si la idea es cenar o disfrutar de este espacio, mejor reservar.

Los divisores de ambientes, aunque se aprecien simples cortinas de madera, están hechos con cuentas de rosario y otros elementos encontrados en las ferias de San Telmo.

A medida que se adentra la noche, el lugar se va poblando de un público en su mayoría extranjero. En el salón principal las mesas se comparten. Todos bajo la custodia del ojo dorado detrás de la barra, centinela de las noches de Rey de Copas.

Comer y beber como un rey

La visita a Rey de Copas vale tanto la pena para acodarse en la barra, para alguna celebración, para una cita romántica o para pasar un buen momento una noche en Palermo.

Aquí lo interesante que es que toda la carta de tragos está inspirada en el Horóscopo Chino. Por supuesto que no faltan los clásicos.

Los team serpiente, van a tener que armarse de coraje pues entre sus ingredientes, el trago tiene jalapeño. Viene acompañado de un elixir alimonado para agregar mientras se bebe y suavizar el picor. Los amante de lo spicy, lo van a amar.

El histórico e ícono del lugar es el “Rayo Verde”, un gin tónic con almíbar de cardamomo y cedrón, entre otros
ingredientes.

En cuanto a la gastronomía, si bien el menú es acotado, tiene opciones para compartir y otras para disfrutar individualmente. Todos los platos conjugan ingredientes que reflejan la mística del lugar. El resultado: una mixtura entre sabores exóticos y tradicionales.

Todos se irán satisfechos de este ecléctico lugar que funciona como una suerte de homenaje de Sebastián al legado de su padre. Aquí se rinde tributo a la reunión de las personas, al placer de compartir, de agudizar los sentidos y de explorar el mundo acompañados de una buena copa.

📍Gorriti 5176 , Caba