Noticias

Una edición limitada

unnamed 70
unnamed 70

Por Flavia Tomaello, https://flaviatomaello.blog/, Instagram @flavia.tomaello

Una mezcla de poderosa arquitectura, cultura refinada, arte, una rica historia culinaria, un insaciable amor por la buena vida y el bienestar, hacen de Madrid una de las ciudades más cautivadoras y seductoras del mundo. Esos atributos están reflejados en el nuevo The Edition de la ciudad, el hotel que adopta la visión y el ethos Ian Schrager, centrado en una elegancia discreta; en una experiencia innovadora y elevada a un nivel superior por el excepcional servicio de lujo. «Para nosotros, Madrid es una verdadera capital internacional de primer nivel -afirma Ian Schrager, visionario y pionero creador del concepto de hotel boutique y lifestyle, con marcas como Edition y Public, entre otros-. Es una ciudad fabulosa de carácter propio y que sigue su propio camino».

En la oferta culinaria destacan dos restaurantes dirigidos por dos chefs reconocidos internacionalmente: Enrique Olvera y Diego Muñoz; tres conceptos de bar únicos, una vibrante oferta de ocio nocturno, una magnífica piscina infinity al aire libre situada en la azotea con unas vistas panorámicas incomparables, un spa y una serie de espacios multifuncionales eventos sociales y reuniones con luz natural.
El hotel dispone de 200 habitaciones y suites con una exquisita decoración, que incluyen dependencias conectadas para familias y grupos de amigos, así como una exclusiva selección de habitaciones con terrazas privadas. Esta innovación y creatividad, asociadas desde siempre a Ian Schrager, junto a la reputación y la experiencia operativa de Marriott, dan como resultado una oferta original, única y diferenciada que capta la esencia del espíritu, las tradiciones y la energía de Madrid.

 

«Esto no es sólo un hotel. Es mucho más que un lugar para dormir: es un microcosmos de todo lo mejor que ofrece Madrid y que capta perfectamente el espíritu y esencia de la ciudad -sigue Schrager-. Se trata de crear una comunidad y un nuevo punto de encuentro único y original para madrileños y turistas: una experiencia totalmente transformadora en Madrid».

Situado en el vibrante corazón de la capital de España, muy cerca del Kilómetro Cero, que marca el centro geográfico del país, The Madrid Edition es un nuevo destino en el epicentro de una de las ciudades más atractivas del mundo, fundamental en la definición del zeitgeist mundial. Se accede al hotel a través de una plaza en la zona de Sol, que alberga bares de tapas, cafés con terraza y está a un paso del Teatro Real, la Plaza Mayor y el Palacio Real. Además, limita al norte con la Gran Vía, el Broadway madrileño, que está rodeada por una amplia y gloriosa arquitectura.

Bajo la mirada siempre atenta de Ian Schrager Company, el diseño del hotel es una colaboración entre la refinada elegancia, pureza y simplicidad del arquitecto británico John Pawson y el arte, el espíritu y la originalidad del artista afincado en París, François Champsaur. Estos dos aportes de diseño completamente diferentes hacen que The Madrid Edition sea inédito e inesperado, completamente nuevo y nunca visto, donde la suma total es mayor que la de sus partes individuales. Un 1+1 es un 10.

John Pawson afirma: “cada vez que visito Madrid, confirmo su riqueza cultural. Posee una energía especial y un fuerte sentido de pertenencia. Con The Madrid Edition, quería crear un lugar con la misma intensidad, pero diferente. Espacios tranquilos a los que retirarse, pero también, un entorno con identidad propia y lleno de vida. Ian y yo hemos trabajado en varios proyectos de forma casi continua durante las últimas dos décadas. Cuando se colabora con alguien durante tanto tiempo, se desarrolla una comprensión mutua profunda e instintiva. Al mismo tiempo, seguimos conservando la capacidad de sorprendernos uno al otro, lo que ayuda a mantener activa la creatividad».

El edificio se erige en la Plaza de las Descalzas con vistas evocadoras a un monasterio real del siglo XVI. De líneas limpias y modernas, únicamente está embellecido por un pórtico barroco del siglo XVIII, diseñado por el arquitecto español, Pedro de Ribera, y que fue rescatado de una antigua edificación cercana. Desde esta puerta se accede a uno de los restaurantes de autor del hotel. Mientras, la entrada principal, situada a la vuelta de esquina, presenta una explosión de vegetación y una seductora marquesina de cobre que conduce a un espacio revestido de madera oscura presidido por la espectacular y escultural escalera espiral que serpentea con fluidez hasta el vestíbulo de la planta baja superior.

La verdadera esencia se encuentra en el lobby. Bajo un techo ondulado, el Lobby Bar es un nuevo lugar icónico en la vida social de Madrid para el público local y para los turistas. Vestido con una mezcla de muebles confeccionados a medida, como el sofá en forma de «U», rodeados por estantes con piezas únicas de diseño que construyen un espacio íntimo y privado. Destacan los sillones de Jean Michel Frank, los taburetes de bronce reciclado de Maison Intègre, las sillas recubiertas de cuerda de Christian Astuguevieille y una elegante mesa de billar, que el diseñador Emmanuel Levet Stenne esculpió a partir de una única losa de mármol blanco Bianco Neve mate. Detrás de la barra de cobre festoneada hecha a mano hay un botellero enjaulado retro iluminado y, como siempre, se ha prestado mucha atención a la luz cálida e indirecta, cuidadosamente estudiada para dotar a la sala de calidez, mientras las piezas clave se iluminan bajo un foco directo.
También desde el vestíbulo se accede a uno de los dos restaurantes del hotel, Jerónimo, y al Punch Room, ubicado en un discreto rincón.

En la 4ª planta, un lugar privilegiado con vistas a la puesta de sol, se encuentran los dos mayores penthouses de la capital. Desde los dormitorios ubicados en la planta superior de estos dos dúplex se admiran los símbolos arquitectónicos de la ciudad. En la planta inferior se encuentra la sala de estar y una cocina de servicio.
The Madrid Penthouse es un refugio privado situado sobre los tejados de la ciudad, con una terraza panorámica inigualable y una piscina infinita al aire libre, rodeada de exuberante vegetación. Los refinados interiores están repletos de texturas naturales y muebles elegantes, como el sofá cama de cuero y madera de la marca Bassam Fellows y una gran mesa de comedor de mármol travertino de ocho plazas con patas de metal lacado.

En las plantas inferiores, las 200 habitaciones del hotel, incluidas las 23 suites, se despliegan sobre un esquema de diseño discreto y sofisticado. Una entrada con paneles de roble oscuro da paso a una paleta luminosa de blancos y cremas, junto con muebles hechos a medida y texturas naturales de lino, piedra caliza y madera. Todo ello forma un lienzo honesto y discreto para un mobiliario sofisticado, detalles ricos y creativos, como el espectacular cabecero retro iluminado hecho a medida en yeso y que se inspira en la esculpida forma del pórtico barroco del hotel. «Estoy muy orgulloso de este proyecto. No se ha pasado por alto ni un solo detalle y el producto final ha creado un concepto único y mágico que no tendrá rival en la ciudad», confirma Schrager.

Iberia ofrece la mayor cantidad de frecuencias a Europa, con 14 vuelos semanales. Cuenta con un servicio de Stopover que permite hacer una parada durante las escalas sin encarecer el pasaje. Ha sido la primera aerolínea en recibir el A350 con el nuevo estándar de Airbus que ya opera con Argentina.