Noticias

Todo para impresionar a un chica

necker island

La historia de cómo Sir Richard Branson inició su colección de resort Virgin Limited Edition.

La colección de resort de lujo de Virgin Limited Edition cuenta con un refugio de montaña, un coto de caza, un lodge, campamento de tiendas, viñedos, villas de lujo y hasta una isla privada. Ecléctico, sí. Pero cada propiedad se incorporó a la colección en momentos distintos, y cada una fue personalmente seleccionada por Sir Richard Branson para ser «su hogar fuera de su hogar». Aquí, la historia de Necker Island, con la que el magnate discográfico inició, casi sin quererlo, un la colección vacacional de lujo.

Cuentan que un jueves de 1978 Branson se enteró que existían islas vírgenes en el Caribe y que potencialmente podría tener una. Se contactó con el agente de bienes raíces. En ese momento Virgin Records estaba en sus primera etapa, por lo que de ninguna manera tenía dinero para comprar una isla. Afortunadamente, el agente inmobiliario no lo sabía y le ofreció un viaje con todos los gastos pagados para ver las Islas ese mismo fin de semana. El joven Branson llevó consigo a una chica que estaba tratando de impresionar en esos días.

El agente de bienes raíces estaba pidiendo $6 millones de dólares por la isla caribeña de 74 acres, pero Richard solo tenía una fracción de eso. Deseoso de impresionar a su nuevo amor, le ofreció la cantidad más alta que podía pagar: $100.000. Por supuesto, la oferta no fue aceptada.

Sin embargo, un año después, el propietario de Necker Island sin nuevas ofertas estaba desesperado por vender. La discográfica seguía creciendo y Branson elevó la suma a 180.000 dólares, un 97% de descuento del precio de venta original. La única condición que le impusieron fue que tendría que construir un resort en la isla. Así lo hizo.

Un isla sustentable

Tras el paso del huracán Irma en 2017, que destruyó la Gran Casa y los bungalows de lujo que Branson había construido, se inició una reconstrucción con el objetivo sostenible de llegar a Carbón-Free en 2030. Una nueva oportunidad para la primera propiedad de Virgin Limited Edition, donde el multimillonario británico elige vivir gran parte del año.

Actualmente, la energía de Necker Island es 100% renovable, gracias a la introducción de paneles solares y turbinas eólicas gigantes. Pero, además, los uniformes del personal están confeccionados con botellas de plástico. También tiene varias iniciativas para preservar el medio ambiente local, como un programa de cría de vida silvestre en peligro de extinción. Y por supuesto, los huéspedes pueden recorrer la isla en autos eléctricos, es decir con cero emisiones.

En cuanto a la chica a la que estaba tratando de impresionar en 1978, no sabemos bien si fue la táctica de comprar un pedazo de paraíso en medio del mar Caribe lo que funcionó, pero Richard Branson se casó con ella 11 años después de adquirir la isla.